confianza “Confía en el SEÑOR con todo tu corazón, y no te apoyes en tu propio entendimiento.” Proverbios 3:5

¡Qué difícil se nos hace confiar en el Señor muchas veces! ¿O me equivoco?

Frecuentemente nos pasa como a Pedro cuando Jesús le invitó a caminar sobre el agua, con Él. Al principio creyó y pudo hacerlo; sin embargo, como estaban en una tempestad, comenzó a fijarse en las circunstancias que le rodeaban, probablemente vio una ola grande venir, pensó en lo irracional que era la situación que estaba viviendo…¡estaba caminando sobre el agua! Al quitar su mirada de Jesús y fijarse más en las circunstancias, al darle pensamiento, al tratar de entenderlo, el frágil Pedro se hundió y Jesús tuvo que ir “a por él” y rescatarlo.

No tratemos de entender las circunstancias siempre, si Dios nos dice “dale, salta”, pues hazlo. Él sabe lo que es mejor para nosotros, aunque no entendamos. Incluso si vemos que va contra toda lógica, como nos dice el pasaje de Proverbios al inicio del post: “confia en Él”. Creamos en Él y confiemos que en sus manos estamos seguros, aunque el mundo diga lo contrario, aunque tu lógica o entendimiento diga lo contrario, Dios es la única y absoluta verdad. El es el Señor y está siempre en control, nada lo sorprende, todo pasa por sus designios y decretos, no por los del hombre, por más que trate. Él sabe mejor.

La fe no es confianza a ciegas, ¡ni mucho menos! La fe se basa no en el conocimiento o entendimiento de las circunstancias o razones, sino en conocer a Dios y saber que Él está en control y que al final de cuentas todo resultará para bien, aunque la circunstancia actual sea muy mala o parezca serlo. Por lo tanto, el reto está en conocer más a nuestro Dios, en buscar tener mayor comunión con él y aprender más de Él por medio de su Palabra, para que entonces tu fe se fortalezca puesto que  le conocerás más y más cada vez.

Te invito a que te atrevas a confiar en Él, no en el hombre. El hombre falla, solo Dios es fiel y cumple todas sus promesas. Te recuerdo una: Jesús dijo que estaría con nosotros, a nuestro lado, todos los días hasta el fin del mundo. No dijo ni prometió que nada nos pasaría nunca, como suelen prometer o declarar sectas por ahí; pero si prometió estar siempre a nuestro lado, especialmente en las pruebas.

Solo confía

Un abrazo

Josh

Anuncios