En la entrada de hoy en “Back 2 the Cross” hablaremos acerca de cómo podemos convivir juntos en la iglesia cuando Cristo es todo en todos. ¿Piensas que no es posible? ¿Has tenido malas experiencias? No es una broma de mal gusto, ¡cuando Cristo es el todo en todo y en todos es posible!
 
Primero, leamos juntos los versículos 9 y 10 del capítulo 3 de Colosenses: “…habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos, y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno…”
 
Nuestra vieja naturaleza murió y nos despojamos de ella como capullo de mariposa cuando la primavera de la salvación vino a nosotros. Fue una transformación radical – no lo hicimos nosotros, Cristo lo hizo por nosotros.
 
Miren el versículo 11: “…donde no hay griego ni judío, circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni escita, siervo ni libre, sino que Cristo es el todo, y en todos.”
 
Cuando somos despojados de la vieja naturaleza, el cristiano deja de valorar las cosas que apreciaba y que le separaba del resto – ahora Cristo es todo, en todo y en todos. No debería gloriarse o jactarse más en su categoría étnica, o de ser judío, o de ser intelectual, o de ser rico, o de ser libre, o de ser famoso, o de haber estudiado en una grandiosa universidad, o de ser político, o de tener muchos automóviles, o de ser el más guapo…nuestra significancia, identidad y satisfacción no viene de otra cosa más que de Cristo. Punto y final.
 
En esta serie de entradas en “Back 2 the Cross” estaremos navegando juntos a través del pasaje de Colosenses 3:12-17, leámoslo juntos y espera el resto de entradas los días lunes.
 
“Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros. Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto. Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos. La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales. Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él.”
 
Esa vida nueva que tenemos en Cristo demanda un cierto patrón de comportamiento…ciertas cosas que nos deberían caracterizar si Cristo es el todo en todo y en todos. Lo viejo quedó atrás y hemos sido revestidos de la nueva naturaleza.
 
¿Recuerdan el arca de Noé? ¿Recuerdan que los animales que entraron al arca salieron iguales? Sin embargo, quien ha entrado en Cristo sale totalmente transformado, revestido de una nueva naturaleza. Por ende, el milagro en el interior demanda un cambio externo en el estilo de vida. Nuestras vidas completas deberían ser en “estado de adoración”; todo lo que hacemos debería ser para el Señor, sin excepción.
 
“Pero vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido para posesión de Dios , a fin de que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable; pues vosotros en otro tiempo no erais pueblo, pero ahora sois el pueblo de Dios; no habíais recibido misericordia, pero ahora habéis recibido misericordia.” 1 Pedro 2:9-10
 
Esto digo, pues, y afirmo juntamente con el Señor: que ya no andéis así como andan también los gentiles, en la vanidad de su mente…” Efesios 4:17
 
¿Qué lindo no? Somos linaje escogido, hemos recibido misericordia; pero, si no nos despojamos de nuestra vieja naturaleza es como si tuviésemos en la espalda un cadáver. Esto es lo que hacían los romanos cuando alguien había cometido asesinato. Le ponían amarrado a la espalda un cadáver, con el pasar de los días, el cuerpo del condenado era corrompido y finalmente moría debido a la dura y putrefacta carga que llevaba sobre él. Debemos revestirnos…debemos adoptar un estilo de vida consistente con esa vida nueva.
 
Tenemos un reto por delante…por el momento les espero el siguiente jueves por este mismo blog…bendiciones y un abrazo grande a todos. ¡Deja tu comentario! Me encantaría saber tu opinión al respecto.
 
Josh
 

BB PIN: 234156FA

Anuncios