¡Hola! ¡Bienvenido nuevamente! Hoy…la 2nda parte de este tema del cual hablaremos acerca de nuestra posición en Cristo y nuestra vida externa consecuente con esa posición. Espero puedas ser bendecido por lo que leerás. Seguimos estudiando juntos el pasaje de Colosenses 3:12-17…
 
“Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros. Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto. Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos. La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales. Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él.”
 
Nuestra posición en Cristo: escogidos, santos y amados
 
Pablo, después de explicar que hemos sido despojados de la vieja naturaleza y revestidos de la nueva, nos habla de nuestra nueva posición en Cristo…
 
Entonces, como escogidos de Dios, santos y amados…” Colosenses 3:12ª
 
Somos escogidos…soberanamente según su providencia, según el santo consejo de su voluntad, por medio de Cristo y completamente por gracia: “…según nos escogió en El antes de la fundación del mundo, para que fuéramos santos y sin mancha delante de El. En amor nos predestinó para adopción como hijos para sí mediante Jesucristo, conforme al beneplácito de su voluntad, para alabanza de la gloria de su gracia que gratuitamente ha impartido sobre nosotros en el Amado.” Efesios 1:4-6
 
Somos santos…nos eligió ó nos apartó para que fuésemos diferentes, para que viviésemos para su gloria: “…a los que han sido santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos, con todos los que en cualquier parte invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y nuestro:…” 1 Corintios 1:2
 
Somos amados…no solo nos escogió y apartó sino que nos ama. No solo cumplimos el plan de Dios sino que también hay una relación de amor que nos atrae. ¡Somos objeto del afecto divino!
 
Esos 3 términos: los elegidos de Dios, los santos de Dios y los amados de Dios; son 3 términos usados en el A.T. para describir a Israel. Lo que era cierto para una nación ahora es cierto para todos los que se acercan a Cristo. Basados en esto, Pablo nos exhorta a vestirnos con un estilo de vida consistente con tan grandioso llamado.
 
Te animo a descubrir juntos de qué se trata este vestido del cual nos hablan las Escrituras…el próximo lunes. Mientras tanto, meditemos en el hecho precioso de sabernos escogidos, santos y amados, “rumiemos” estas verdades espirituales y gocémonos en ellas, Cristo lo hizo posible y su gracia me alcanzó…ahora soy libre y tengo vida… ¿Cómo estoy viviéndola?
 
Un abrazo a todos… ¡deja tu comentario!
 
Josh
BB PIN: 234156FA
Anuncios