Hoy en día vivimos en un mundo y en una sociedad en la que casi sólo recibimos malas noticias. Sea dónde sea que vivas, las malas noticias están a la orden del día. Abres los diarios, pones el noticiero o revisas tu twitter y lo más probable es que encuentres malas noticias. Es deprimente vivir así pero esa es nuestra realidad.

La sociedad actualmente está inmersa en crisis de todo tipo; crisis política, económica, de seguridad y hasta social. Vivimos atemorizados de seguir recibiendo malas noticias. Te despiden del trabajo, te aumentan la cuota de la Universidad, sube la gasolina, están asaltando por tu casa, le aumentaron al pasaje del transporte público, un pariente está enfermo, problemas familiares, en fin, es la de no acabar.

Pero en esta ocasión es mi deseo poder traerles algo diferente, quiero compartir muy buenas noticias con todos ustedes. El símbolo de estas buenas noticias es la cruz. Esa gloriosa cruz la cual todos conocemos, pero sólo algunos abrazamos. Es en ella dónde podemos ver, recibir y apreciar muchas buenas noticias que nos cambiarán no sólo el rostro o nuestro día sino también nuestra vida entera.

Sinceramente no sé y no comprendo cómo muchos van por el camino de esta vida sin DIOS y sin fe, con tanta mala noticia, no logro comprender como logran sobrevivir. Es por esto que en la cruz podemos ver el resúmen, el clímax, la cúspide de las buenas noticias que nuestro ETERNO DIOS Y PADRE tiene para cada uno de nosotros. Permítanme tan sólo mencionar un par de ellas para que podamos cambiar de ánimo en este día.

En la cruz podemos alcanzar paz con nuestro CREADOR. Hoy en día estamos peleados con medio mundo, cada quién anda en lo suyo y no se preocupa por sus relaciones con los demás. Pero el ALTÍSIMO si se preocupa por restablecer la paz con nosotros y es por esto que lo hace por medio de la cruz de Cristo. Para muestra un botón: Romanos 5:1 es muy claro cuando dice: “En consecuencia, ya que hemos sido *justificados mediante la fe, tenemospaz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.”  ¿Cuántos en estos dorados tiempos no saben que es tener paz en sus corazones?, ¿Cuántos tienen muchas noches de no poder dormir en paz, ni estar en paz con ellos mismos?, pues bien, esta es una de las buenas noticias que la cruz tiene para nosotros: ¡Paz para con DIOS! De hecho, no sé si sabían pero la palabra evangelio literalmente significa “buenas noticias”.

Otra manera de ver las bondades de la cruz es la reconciliación que nos ha traído. Creo firmemente que a nadie le gusta estar alejado de sus seres queridos, pues a DIOS tampoco le gusta y es por esto que en Cristo Jesús ÉL nos reconcilia consigo mismo.  Quiero compartir con ustedes estos versos dónde se plasma muy bien esta maravillosa noticia. 2 de Corintios 5 del 18 al 20 dice lo siguiente: “Todo esto proviene de Dios, quien por medio de Cristo nos reconcilió consigo mismo y nos dio el ministerio de la reconciliación:19 esto es, que en Cristo, Dios estaba reconciliando al mundo consigo mismo, no tomándole en cuenta sus pecados y encargándonos a nosotros el mensaje de la reconciliación.20 Así que somos embajadores de Cristo, como si Dios los exhortara a ustedes por medio de nosotros: «En nombre de Cristo les rogamos que se reconcilien con Dios.»” Que increíble leer estas palabras que EL ETERNO DIOS se tomó el tiempo de buscar la reconciliación con nosotros, y no sólo eso sino también que al mismo tiempo nos ha dado el privilegio de anunciarles a los demás estas buenas noticias. Pero… ¿Qué significa esto? Pues que ya no estoy lejos de DIOS, ni estoy separado de ÉL, mi PADRE CELESTIAL está atento a mí, a mis oraciones y a mis necesidades.

Quiero animarte a que esta semana puedas meditar en estas buenas noticias. Tenemos paz con DIOS y nos ha reconciliado consigo mismo, esto es simplemente maravilloso. Te invito a pasar esta noticia, a ser portador de buenas noticias y no de malas. Anda, corre la voz sobre estas maravillosas verdades: paz y reconciliación con nuestro ETERNO DIOS gracias a la cruz. Al mismo tiempo les invito a todos a pasar este blog a aquellos que creas que están necesitados de escuchar buenas noticias, a todos los que estén tristes para que puedan encontrar alegría, a todos los desanimados para que hallen fuerzas, a todos los desesperanzados para que puedan ver la luz en la gloriosa cruz de Jesús.

Es por esta y muchas otras razones que debemos de volvernos siempre a la cruz, que nuestros ojos deben de estar fijos en ella para poder disfrutar de las delicias de sus bondades, ya nos más llorar ni tristeza, antes bien gozo y paz.

Anuncios