escuelamilitarConozco miles de historias de chicos que desobedecían a sus padres y ellos no tuvieron más remedio que enviarlo a un reformatorio o a la escuela militar por ponerles un ejemplo. No obedecían, no atendían a su consejo y despreciaban su trato y amor. No hubo otra opción.

Lo mismo le sucedió varias veces a Israel, veremos esta vez una historia hermosa como todas las historias verídicas que encontramos en el libro de los Jueces. Estas historias son hermosas porque son parte de una Historia Más Grande aún, que no solo incluye a Sansón y Gedeón y todos los jueces, sino que a usted y a mí. Todos los jueces apuntan a Cristo, cada uno da una probadita del carácter de Cristo.

Los hijos desobedecen y son enviados a un reformatorio

Jueces 4:1 Cuando murió Aod, los hijos de Israel volvieron a hacer lo malo ante los ojos del Señor. Y el Señor los vendió en mano de Jabín, rey de Canaán, que reinaba en Hazor. El comandante de su ejército era Sísara, que vivía en Haroset-goim. Y los hijos de Israel clamaron al Señor, porque aquél tenía novecientos carros de hierro y había oprimido duramente a los hijos de Israel por veinte años.

Pues…resulta que el Director del Reformatorio donde enviaron a Israel esta vez es Jabín, rey de Canaán. Pero, quién realmente estaba a cargo era su feroz supervisor de planta Sísara. Dice que no solo los oprimía, sino que lo hacía duramente como para mostrar por parte de Dios que Su Reino no eran tan malo como ellos pensaban. yugofacilÉl dice que su yugo es fácil y su carga es ligera. Como no quisieron escuchar, los de Canaán les mostraron que el yugo y carga de ellos si era complicado de manejar.

Nuevamente la historia del pueblo Israel: Estaba el pueblo en los caminos del Señor y gozaba de paz la tierra mientras Aod vivía. Esto no quiere decir que las cosas eran perfectas, pero todo estaba generalmente bien, vivían su vida, adoraban a Dios y así…Al morir el juez, se apartaron de Sus caminos y el Señor les entregó en manos de sus enemigos.

Su alegría no cambió porque el mundo les jugó una mala pasada sino por su propio pecado. “Malo” no quiere decir errores, sino pecado voluntarioso y sin respeto a Dios ni temor de su juicio. La frase “a los ojos del Señor” tiene que ver con pecar deliberadamente, con orgullo y sin vergüenza.

Nuevamente se apartaron en pos de otros dioses, siguiendo las promesas falsas y apartándose del Dios verdadero. Dios pues, los entregó a sus enemigos quienes los oprimieron gustosamente…y…oh sorpresa, el pueblo se acordó de Aquel a quién habían dejado atrás, Aquel  a quién habían menospreciado, Aquel de quién decían llamarse “Su Pueblo”.

El Padre escucha su clamor y decide que es tiempo de que salgan del reformatorio

deboraDébora, profetisa, mujer de Lapidot, juzgaba a Israel en aquel tiempo; y se sentaba debajo de la palmera de Débora entre Ramá y Betel, en la región montañosa de Efraín; y los hijos de Israel subían a ella a pedir juicio.

La palabra “Juez” quiere decir “Salvador”. Una vez reconocieron que necesitaban a Dios, Él escuchó y se mostró presto a librarlos. El juez peleaba la batalla del Señor y se aseguraba que su Ley se cumpliese, es decir salvaba a Israel tanto de sus enemigos como de ellos mismos.

En una cultura donde los hombres dominaban y que la mujer figuraba poco, cuesta asimilar que una mujer tuviese el rol dominante en medio del pueblo. Hermoso ejemplo para tanta mujer hoy en día y este es un pasaje muy usado para estimular a la mujer a actuar. Realmente no es ese el propósito de Dios para con esta historia aunque es cierto que probablemente (y así se especula) ante la ausencia de hombres comprometidos, fue Débora la que surgió como madre, una líder y una guía para pueblo. Gloria a Dios por esas mujeres valientes.

No pretendo dar un curso de feminismo y de hablar acerca del valor de la mujer y su capacidad, etc. Quiero hablar de Dios, de su soberanía y de cómo Él hace lo que quiere, cuando quiere, con quién quiere y sin depender del hombre. Sus planes son perfectos aunque no entendamos. Él hace, y siempre es perfecto. Sus planes, por extraño que parezcan muchas veces, son primeramente para su gloria y en segundo lugar para nuestro bien, o puesto de otra manera, para nuestro gozo.

Hay 3 buenos “tipos” o “sujetos” en la historia y 2 de ellos no son hombres. Débora empezó la guerra y Jael la terminó. Esto era aleccionador para los Israelitas y también una trampa para los Cananeos ya que se confiaron, no la tomaron en serio.

Y ella mandó llamar a Barac, hijo de Abinoam, de Cedes de Neftalí, y le dijo: Esto ha ordenado el Señor, Dios de Israel: “Ve, marcha al monte Tabor y lleva contigo a diez mil hombres de los hijos de Neftalí y de los hijos de Zabulón. “Y yo atraeré hacia ti a Sísara, comandante del ejército de Jabín, con sus carros y sus muchas tropas al torrente Cisón, y lo entregaré en tus manos.” Le respondió Barac: Si tú vas conmigo, yo iré; pero si no vas conmigo, no iré.

miedoLo que Barac le dice podrá sonar piadoso pero la verdad es que tal como Débora lo discernió, él tenía miedo (¡ahora vemos por qué el Señor puso por juez a una mujer!). En lugar de escuchar la Palabra de Dios dada a él, estaba escuchando a sus miedos, ese era el problema. Realmente no estaba calificado para liderar al ejército pero igual lo haría porque la batalla es del Señor y eso demuestra una vez más que Él está en control de todo y Él se glorificaría aún más.

¿Cuántas veces por miedo a hacer algo que el Señor nos ha encomendado no lo hacemos? Dudamos en nuestro interior…¿será o no será? Cuando, si Dios ha dicho algo lo hará…Él siempre cumple sus promesas, si Él ha dicho algo así será. Confiemos en que sus planes son mejores y avancemos.

El Padre obra soberanamente por ellos y a pesar de ellos

Y ella dijo: Ciertamente iré contigo; sin embargo, el honor no será tuyo en la jornada que vas a emprender, porque el Señor venderá a Sísara en manos de una mujer. Entonces Débora se levantó y fue con Barac a Cedes.

Señor no cambia su estrategia ante los miedos de Barac. El seguirá liderando el ejército; sin embargo, Barac no se llevará el honor de tomar la vida del comandante en jefe. Esto me muestra 3 puntos:

1)      Si Dios va a obrar, puede decidir usarnos como canales. Tenemos que estar dispuestos, si no, alguien más lo estará. Él igual obra y Él solo recibe la gloria, el resto solo somos instrumentos de gloria.

2)      Uno podría pensar que Sísara caería a manos de Débora por lo que acaba de decir, y uno entendería perfectamente que así sería…incluso puede ser que Débora pensase que ella misma sería el instrumento; sin embargo, Dios es soberano y usa a quien quiere de tal forma que sus propósitos siempre son cumplidos. La soberanía de Dios acá es tan palpable como en cada acto y situación de nuestra vida.

gracia3)      Me consuela saber que el hecho que Barac fuese un débil no lo descalificó para su misión, su ministerio, o llámele como quiera. Veo la gracia de Dios pintando el cuadro, cubriendo la vida de Barac. A pesar de…incluso cuando Barac tenía miedo y no se sentía calificado, aun así Dios lo uso para comandar el ejército. No dependía de él, como veremos en los versículos posteriores todo dice “y Jehová quebrantó”, “y Jehová ha entregado…”. Jehová pelea la batalla por nosotros…a pesar de nosotros…aunque veamos faltas, carencias y debilidades en nuestra vida, su poder se perfecciona justamente en lo que nosotros somos débiles. Es ahí donde la gloria de Dios brilla con más esplendor.

Paréntesis, uno podría pensar que la hombría o el ego de Barac se iba a ver alterado por esto e iba a recapacitar pero no…

 10 Y Barac convocó a Zabulón y a Neftalí en Cedes, y subieron con él diez mil hombres; Débora también subió con él. 11 Y Heber ceneo, se había separado de los ceneos, de los hijos de Hobab, suegro de Moisés, y había plantado su tienda cerca de la encina en Zaanaim, que está junto a Cedes. 12 Avisaron a Sísara que Barac, hijo de Abinoam, había subido al monte Tabor. 13 Y juntó Sísara todos sus carros, novecientos carros de hierro, y a todo el pueblo que estaba con él, desde Haroset-goimhasta el torrente Cisón. sisarayjael14 Entonces Débora dijo a Barac: ¡Levántate!, porque este es el día en que el Señor ha entregado a Sísara en tus manos; he aquí, el Señor ha salido delante de ti. Bajó, pues, Barac del monte Tabor seguido de diez mil hombres. 15 Y el Señor derrotó a Sísara, con todos suscarros y todo su ejército, a filo de espada delante de Barac; y Sísara bajó de su carro, y huyó a pie.16 Mas Barac persiguió los carros y el ejército hasta Haroset-goim, y todo el ejército de Sísara cayó a filo de espada; no quedó ni uno. 17 Pero Sísara huyó a pie a la  tienda de Jael, mujer de Heber ceneo; porque había paz entre Jabín, rey de Hazor, y la casa de Heber ceneo. 18 Y Jael salió al encuentro de Sísara, y le dijo: Ven, señor mío, ven a mí; no temas. Y él fue hacia ella a la tienda, y ella lo cubrió con una manta. 19 Y él le dijo: Te ruego que me des de beber un poco de agua, porque tengo sed. Y ella abrió un odre de leche y le dio de beber; entonces lo cubrió. 20 Entonces él le dijo: Ponte a la entrada de la tienda, y si alguien viene, y te pregunta, y te dice: “¿Hay alguien aquí?”, tú responderás: “No.” 21 Pero Jael, mujer de Heber, tomó una estaca de la tienda y tomando en la mano un martillo, se le acercó silenciosamente y le clavó la estaca en las sienes, la cual penetró en la tierra, pues él estaba profundamente dormido y agotado, y murió. 22 Y he aquí, cuando Barac perseguía a Sísara, Jael salió a su encuentro, y le dijo: Ven, y te mostraré al hombre que buscas. Y él entró con ella, y he aquí que Sísara yacía muerto con la estaca en la sien. 23 Así sometió Dios en aquel día a Jabín, rey de Canaán, delante de los hijos de Israel. 24 Y la mano de los hijos de Israel se hizo más y más dura sobre Jabín, rey de Canaán, hasta que lo destruyeron.

dios esta en controlDios usó a otra mujer, Jael, para dar la estocada final. No fue ni Barac ni Débora. Sus planes son hermosos y perfectos. Él es soberano y Él está en control.

Reflexionando juntos…

Que siempre estemos dispuestos para el Señor, que estemos disponibles para cuando y como y donde nos quiera usar. Conozco un caso de un chico que tenía un ministerio que no cuidó y no fue diligente con lo que el Señor le había encomendado, cómo Barac que tenía miedo; el Señor pues, lo entregó en manos de alguien que sí estuvo dispuesto. Ahora, este chico se lamenta y añora aquello.

Que estemos siempre confiados porque Él es soberano y si ha dicho que va a hacer, Él hará. Pueda que no entendamos pero Él está en control de todo…siempre. Confiemos…y Él será agradado por nuestra confianza y será glorificado aún más. Como consecuencia vendrá sobre nosotros esa paz que el mundo no entiende y un gozo que el mundo no da.

Que siempre adoremos porque su gracia es suficiente. No depende del que corre ni del que trata, sino de Dios quién tiene misericordia. Él se perfecciona en nuestras debilidades. Si por logros o méritos fuese ninguno de nosotros podría estar de pie ante Él y mucho menos servirle. Yo sería el primero que no pudiese estar hablando aquí ante ustedes. Su gracia, su sacrificio, su sangre derramada, son suficientes. Él ya pagó y soy libre, tengo entrada al trono de la gracia por los méritos de Cristo.El deleite en Dios – la fuente de gozo inagotable! (Parte 2)

Débora y Barac terminaron adorando porque fue el Señor quien hizo todo; que siempre adoremos al ver su mano obrar, al ver su gracia y amor…incluso hermanos, cuando no entendamos, sepamos que Él está obrando para su gloria y para nuestro gozo, por nosotros y a pesar de nosotros.

Un abrazo a todos en esta semana. Que Dios les bendiga.

Josh

Anuncios