Recomendado…

sujetosalaRoca

Una de las maneras en la que Dios ha estado trabajando en nuestro tiempo es devolviéndole a las iglesias la predicación expositiva. Por muchos años desde los púlpitos de muchas iglesias se ha predicado, no la Biblia, sino los pensamientos y las opiniones de hombres falibles. Esto ha sido sumamente dañino para el evangelicalismo, pues ha resultado en el gran analfabetismo bíblico que abunda en América Latina. John Broadus cita a James Stewart, quien en su libro “Los Heraldos de Dios,” escribió lo siguiente,

El primero ruego es por la predicación expositiva. Este es uno de las más grandes necesidades de ahora. Hay ricas recompensas de gratitud humana esperando para el hombre que pueda hacer que la Biblia tome vida. Las congregaciones están cansadas de disertaciones sobre problemas y ensayos sobre aspectos de la situación religiosa; tales sermones no son verdadera predicación. Los hombres no desean que se les diga…

Ver la entrada original 816 palabras más