CRISTOABRE

¡Feliz viernes! Hoy continuamos con la serie “Saboreando a Jesús”. Hoy veremos a la iglesia de Filadelfia y cómo se reveló Cristo a ellos.

Si no leíste las primeras 6 partes, puedes hacerlo acá: Introducción / Éfeso / Esmirna / Pérgamo / Tiatira / Sardis.

VI -CRISTO PRESENTADO A LA IGLESIA DE FILADELFIA

“El Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y nadie cierra, y cierra y nadie abre…”

Apocalipsis 3:7

A) EL SANTO

En Apocalipsis 6:10 se nos dice que los mártires “…clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, oh Señor santo y verdadero, esperarás para juzgar y vengar nuestra sangre de los que moran en la tierra?” Dios es Santo, puro y perfecto en sus atributos y ser. No hay quién se le compare. Él vengará a sus enemigos y a todos los que persiguieron a su amada. “Cristo participa de la naturaleza santa, pura y libre de pecado de su Padre, es decir, Él tiene pureza absoluta y está separado por completo del pecado.”[1] Cristo es santo en su naturaleza, no falla a su palabra. Dios es tres veces Santo y aborrece el pecado. Que confianza saber que Él ya pagó nuestra culpa y transgresión y que estamos en un proceso de santificación, que somos sus hijos y no más enemigos de Dios por el pecado.

B) EL VERDADERO

¡Qué más claro que diga que es el verdadero! Él es el único Dios verdadero; todos los demás dioses son falsos y no hay lugar a dudas. Jesucristo es Rey. Él es el único camino y la verdad, la única verdad.[2] No solo Él es verdad, sino que su Palabra es verdad[3]. No hay duda. Que gran noticia, que gran verdad. El hecho  que Él sea la única verdad es garantía de nuestra salvación, de nuestra vida eterna. Tenemos propósito y no estamos al azar. ¡Aleluya!

C) EL QUE TIENE LA LLAVE DE DAVID

La descripción de Cristo brindada a la iglesia de Filadelfia es una ampliación de la última parte del versículo 18, capítulo 1, donde es claro que “Cristo decide quién vive, quién muere y cuándo”[4]. Él tiene los hilos de la historia y tiene el control de todo. El que tiene la llave de alguna puerta es el que tiene el control de quién abre y quién cierra. Suele ser el dueño de la casa o el encargado; abre cuándo quiere y cuántas veces quiere. Gloria a Dios que es Él quién controla nuestro destino y no un perverso y egoísta quién solo vele por sus intereses.

Cristo tiene autoridad para admitir o excluir a las personas al reino de Dios, es por ello que hace referencia a David.[5] Isaías 22:22 es claro en este respecto y une esta descripción de la siguiente: “Entonces pondré la llave de la casa de David sobre su hombro; cuando él abra, nadie cerrará, cuando él cierre, nadie abrirá.” El que está en Él es bendito; el que es fiel al pacto tendrá las bendiciones. El que está en Él tiene la vida. Él tiene control de la iglesia y de sus ovejas.

D) EL QUE ABRE Y NADIE CIERRA, Y CIERRA Y NADIE ABRE

Qué mejor manera de comentar respecto de esta descripción que el pasaje de Juan que relató Jesús: “… En verdad, en verdad os digo: yo soy la puerta de las ovejas. Todos los que vinieron antes de mí son ladrones y salteadores, pero las ovejas no les hicieron caso. Yo soy la puerta; si alguno entra por mí, será salvo; y entrará y saldrá y hallará pasto.”[6]

Esta descripción está muy relacionada a la anterior como recién vimos. Cristo tiene todo el poder y toda la autoridad. Él es el dueño de la historia y decide el qué, el cómo y el cuándo. Lo que Él abre, nadie cierra y viceversa. Sus decretos eternos se cumplirán y Él será exaltado por sobre todo. Esto debe traer paz y consuelo a la iglesia al recordar nuevamente que Él está control y que lo que Él ha prometido se cumplirá y que Él vencerá; las tinieblas no prevalecerán y llegará el día en que finalmente le veamos y disfrutemos de su presencia y su gloria por los siglos de los siglos.

Continuará…

Josh

#uneteLA

—————————————————

[1] MacArthur, John. La Biblia De Estudio MacArthur, p. 1851.

[2] Juan 14:6.

[3] Juan 17:17.

[4] MacArthur, John. La Biblia De Estudio MacArthur, p. 1848.

[5] Crossway Bibles. ESV Study Bible, p. 2468.

[6] Juan 10:7-10.