Al pecado ahora se le llama enfermedad o demonio por eso la gente piensa que lo que necesita es terapia o liberación y no arrepentimiento – John F. MacArthur

¡Cuanta verdad en esta cita! ¡Cuanto debiéramos predicar esto si queremos ser Bíblicos! Parece que hoy se predica más de sanidad y milagros que de Cristo y la necesidad de arrepentimiento de nuestros pecados. Es mas atractivo en nuestros tiempos hablar de sanidad y liberación, de psicología y humanismo que de Cristo y su glorioso evangelio.

Nuestro problema más grande no es más que sin Cristo estábamos muertos en nuestros delitos y pecados; la buena nueva es que en Cristo ese problema ha sido resuelto. Todo por gracia, sin ningún mérito del hombre, para la gloria de Dios y para nuestro gozo y esperanza eterna.

Rom.5:1-3 “Por tanto, habiendo sido justificados por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo, por medio de quien también hemos obtenido entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios.”

Debemos predicar que Cristo es el único camino, la única verdad y la vida. Que sin Él estamos muertos en nuestros delitos y pecados; separados de Dios y destinados a la muerte eterna. En Él hay esperanza, en Él hay salvación. Es Él quien por gracia nos regenera y nos da el don de la fe y el arrepentimiento para declararnos justos y santos y adoptarnos a la familia de la fe. Todo por gracia, para su gloria.

Rom.5:6-11 “Porque mientras aún éramos débiles, a su tiempo Cristo murió por los impíos. Porque a duras penas habrá alguien que muera por un justo, aunque tal vez alguno se atreva a morir por el bueno. Pero Dios demuestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. Entonces mucho más, habiendo sido ahora justificados por su sangre, seremos salvos de la ira de Dios por medio de El. 10 Porque si cuando éramos enemigos fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, habiendo sido reconciliados, seremos salvos por su vida. 11 Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo, por quien ahora hemos recibido la reconciliación.”

El que se sabe muerto en sus delitos y pecados no necesita terapia, ni liberación, ni nada por el estilo. Eso es lo que necesita alguien que está enfermo o similar; sin embargo la Biblia dice que sin Cristo estamos muertos, no enfermos: “Y El os dio vida a vosotros, que estabais muertos en vuestros delitos y pecados” (Ef.2:1). Lo que necesita es arrepentirse, confesar sus pecados y pedir a Cristo que sea su Salvador y Señor.

En Cristo,

Josh

@josh0606

#uneteLA #NuevaReforma